lunes, 8 de octubre de 2012

VIOLENCIA Y CRIMEN ORGANIZADO...

Tráfico de drogas, armas, personas. Las cifras del crimen organizado son muy difíciles de precisar, debido a su carácter poroso, que muchos pretenden desconocer o intuitivamente prefieren ignorar. Por otra parte, la violencia vinculada al crimen es notoria. En el caso de América Latina los niveles de violencia, criminalidad organizada e inseguridad urbana asociados al narcotráfico alcanzan niveles de letalidad superior a muchas zonas en conflicto.

México, en particular, ha sufrido una escalada de violencia. En noviembre de 2008 los muertos relacionados con el narcotráfico fueron 943. Esta es una cifra demasiado alta, más aún si se la compara con los muertos en Irak: 317 civiles iraquíes perdieron la vida en el mismo mes. Pero este no es el único caso: levantamientos alentados por los narcotraficantes en Río de Janeiro, corrupción policial en Buenos Aires, linchamientos en Guatemala, creciente criminalidad en Caracas, son sólo algunos ejemplos de un fenómeno que esta vinculado a la incapacidad del Estado, a la insatisfacción económica de las necesidades básicas, a la ruptura de redes sociales y familiares, y a la falta de respuestas políticas adecuadas 1.

Expertos señalan que la vulnerabilidad a  la delincuencia de muchos de los países de la región e debe a condiciones socioeconómicas. Para ellos, la desigualdad en los ingresos suele ir asociada a la delincuencia violenta, y América tiene algunos de los países con las mayores disparidades en riqueza del mundo 2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada